Corrupción real: las juergas de Juan Carlos en Kazajistán

El rey emérito gozó de un viaje privado con cacería, dinero y mujeres mientras se destapa otra cuenta en Suiza

Viaje privado con cacería, cinco millones de dólares, whisky escocés y mujeres de compañía. Es la lista de lujos con los que Kazajistán agasajó a Juan Carlos I, que un año y medio después devolvió el favor invitando al presidente de este país a la boda entre Felipe VI y Letizia. Mientras lleva 100 días fugado en Abu Dhabi, se ha destapado una nueva cuenta del rey emérito con unos ocho millones de euros en Suiza, cuya justicia le está investigando. En el otro lazo de la balanza, 16 personas fueron llamadas a declarar por el derribo de las estatuas del rey y de Colón el 12 de octubre en Iruñea.

Comparte en redes sociales