El miserable nacionalismo de ‘España ciudadana’ se diluye en su mediocridad

Los operarios se ven obligados a retirar las sillas de la Plaza España ante la paupérrima asistencia al acto de la plataforma patriótica del partido naranja

La Plaza España de Sevilla fue testigo de la pérdida cada vez más evidente del poder de convocatoria de Ciudadanos. Si en Catalunya Rivera y Arrimadas tuvieron que arrancar lazos ante las cámaras citadas exprofeso y manifestarse contra la violencia (en un acto que acabó con la agresión a un cámara de Telemadrid) en la capital andaluza la plataforma España Ciudadana apenas congregó un centenar de rojigualdos. En este espectacular emplazamiento los operarios no tuvieron más remedio que retirar sillas vacías; una ausencia que brilló como la de las banderas tricolores y andaluzas entre un público fervoroso.

Comparte en redes sociales