Hace 42 años la guardia civil mató a Emilia Larrea y le colgó el muerto a ETA

La derecha sigue usando la banda arma para criminalizar rivales políticos y ahora le toca el turno a Bildu

El 17 de noviembre de 1978 la guardia civil asesinó a tiros a Emilio Larrea e hirió a Crescencia Vidaurreta, Alberto Beltrán y Juana Martín en Arrasate. Pese a los informes del gobierno vasco y los testimonios, Covite y varios medios continúan atribuyendo el crimen a ETA. En este estrategia de la derecha de considerar ETA a todo lo que se salga del establishment españolista (y pese a que la banda armada cesó su actividad hace nueve años), la caverna mediática y su jauría de allegados en Twitter se han escandalizado por un artículo del catedrático Javier Pérez Royo en el que avisaba que Vox es mucho más peligroso que Bildu, en relación al posible apoyo del partido vasco a los presupuestos.

Comparte en redes sociales
Tags: